La gestión es uno  de los grandes mitos que habitan el corazón de la cooperación internacional al desarrollo. Los modelos de gestión y planificación utilizados en las organizaciones que trabajan en cooperación llevan implícita la creencia de que el cambio social puede ser diseñado y controlado a través de las lógicas de la “gestión”. De hecho,  muchos de los expertos en cooperación creen en la idea de que los países “pobres” pueden discurrir en el camino “unidireccional” del progreso a través de una buena planificación y gestión de los programas de desarrollo.